La sonrisa nos permite comunicarnos con los demás y manifestar cómo nos sentimos en cada momento. Por ello, nos preocupamos no solo de contar con una boca saludable, sino también bonita.

Precisamente, uno de los tratamientos de odontología estética más demandados en la actualidad son las carillas dentales. Como ya sabes, se colocan en la cara externa de los dientes y se encargan de disimular pequeños defectos relacionados con su forma, tamaño, color e, incluso, posición.

Pero ¿sabías que existen diferentes tipos en función del material del que estén hechas? Si quieres conocer más información sobre este tema, ¡descubre todos los detalles sobre carillas de composite y de porcelana!

Carillas de composite

El composite es un material similar al que se utiliza para realizar empastes. Se trata de una resina sintética que simula a la perfección las propiedades estéticas de los dientes naturales.

Para la elaboración de este tipo de carillas, el odontólogo coloca el composite sobre el diente natural del paciente y le va dando forma hasta conseguir el resultado deseado. Es un trabajo minucioso, prácticamente artístico, que requiere de la pericia de un buen profesional.

Los resultados son muy naturales. Además, consiguen en una o dos sesiones camuflar cualquier imperfección dental, lo cual favorece la mejora de la confianza en uno mismo.

Carillas de porcelana

A diferencia de las de composite, las carillas de porcelana se elaboran a medida mediante un molde de los dientes del paciente en un laboratorio dental especializado. Después, el odontólogo es quien va cementando una a una cada carilla.

Es una técnica indolora. Igualmente, su estética es excelente: tanto el color como la forma son muy naturales. De ahí que sea uno de los tratamientos bucodentales preferidos por estrellas de cine, deportistas, modelos e influencers.

Asimismo, es importante tener en cuenta que las carillas de composite están indicadas para problemas leves y puntuales, y las de porcelana para casos más graves, logrando homogeneizar el aspecto de la sonrisa.

Entonces, ¿cuánto duran las carillas dentales?

En cuanto a la duración de las carillas, es fundamental mencionar que el composite es un material que sí puede teñirse y oscurecerse con el paso del tiempo. Para mantener el resultado conseguido el mayor tiempo posible es imprescindible extremar las medidas de higiene oral, así como evitar el consumo de alimentos con alta coloración y, por supuesto, el tabaco.

Sin embargo, las carillas de porcelana no se ven afectadas por tinciones. Por ello, son más duraderas. De hecho, suelen durar entre 10 y 15 años; mientras que las de composite, generalmente deben retocarse entre 5 a 10 años después, dependiendo de cada persona.

En cualquier caso, todas las recomendaciones sobre el mantenimiento de tus carillas puedes consultarlas en nuestro centro. Recuerda que en Vega Ginory contamos con un equipo de especialistas en estética dental que se encargará de ofrecerte los consejos y cuidados que necesitas.

Ya sabes, si estás buscando una clínica dental en Arrecife, puedes contactar con nosotros o venir a visitarnos cuando quieras: estaremos encantados de atenderte y cuidar de tu sonrisa.

¡Te estamos esperando!

Abrir chat
😊 ¿Listo para transformar tu sonrisa? Cuéntanos en qué podemos ayudarte. 🦷✨