La cirugía oral es la especialidad de la odontología que nos permite resolver problemas bucodentales graves mediante intervención quirúrgica. En este sentido, la apicectomía, también conocida como cirugía periapical, es una intervención que nos ayuda a evitar la pérdida de un diente natural. Pero ¿qué es exactamente y en qué casos se realiza? Si quieres conocer la respuesta, ¡continúa leyendo este post!

 ¿Qué es una cirugía periapical?

Se trata de una intervención mínimamente invasiva llevada a cabo cuando existe una infección en la raíz del diente. En la mayoría de los casos, se realiza después de una endodoncia que no ha sido suficiente para eliminar ese proceso infeccioso.

A diferencia de la endodoncia, que trata únicamente la pulpa dental y los conductos radiculares, con la apicectomía accedemos a la raíz del diente. De este modo, conseguimos salvarlo y evitar su extracción.

El procedimiento es muy sencillo: se aplica anestesia local para adormecer la zona y que el paciente no sienta nada, se hace una pequeña incisión en la encía, se accede a la a raíz del diente afectado, se elimina la infección, se obtura la raíz y se sutura la zona.

Recuperación después de la cirugía periapical

En líneas generales, la recuperación de una cirugía periapical suele ser rápida. Algunos de los cuidados que se deben seguir durante los primeros días son:

  • Aplicar hielo local de forma intermitente.
  • Realizar una dieta blanda y fría.
  • No hacer ejercicio físico.
  • No beber alcohol ni fumar.
  • Tomar la medicación prescrita por el cirujano.

¿Puede haber complicaciones posoperatorias?

Normalmente no suele haber complicaciones posoperatorias; eso sí, siempre y cuando se tengan en cuenta las recomendaciones proporcionadas por el odontólogo. Por ello, es fundamental escuchar y seguir al pie de la letra todas las recomendaciones ofrecidas.

No obstante, debes saber que durante las primeras horas posteriores a la cirugía es habitual que la zona esté ligeramente inflamada. Así que, no te asustes. Para reducir la hinchazón, recomendamos aplicar frío local mediante cubitos de hielo envueltos en un paño de tela.

También entra dentro de la normalidad sentir pequeñas molestias. Para minimizarlas, se pautará la toma de analgésicos o antiinflamatorios. Asimismo, podrá recomendarse algún antibiótico para así evitar una posible infección.

De todas formas, en Vega Ginory contamos con un equipo de especialistas en cirugía oral que se encargará de proporcionarte todas las recomendaciones que necesitas para que la recuperación sea lo más confortable posible.

Ya sabes, si estás buscando una clínica dental en Arrecife, puedes contactar con nosotros o venir a visitarnos cuando quieras: estaremos encantados de atenderte y cuidar de tu sonrisa.

¡Te estamos esperando!