Agosto es uno de los meses en los que más cambiamos nuestras rutinas. Las vacaciones transforman nuestro día a día. Se trata de uno de nuestros meses favoritos, pero lo cierto es que la salud oral puede llegar a ponerse en peligro si no se toman algunas precauciones. En este post te contamos cuáles son los 5 riesgos bucodentales a los que debes prestar atención durante este verano. ¡Descúbrelos y aprende a ponerles remedio desde ya!

1. Deshidratación y sequedad bucal

La época estival es sinónimo de calor intenso, lo cual puede aumentar significativamente el riesgo de deshidratación. En este punto, los niveles de producción de saliva disminuyen, ocasionando problemas de sequedad bucal. Ten en cuenta que la saliva juega un papel fundamental en la higiene de nuestra boca, protegiéndonos contra las caries. Por ello, es crucial mantenerse hidratados y beber agua con regularidad. Así que, ya sabes, ¡hidrátate! Tu salud te lo agradecerá.

2. Exceso de azúcar y alimentos ácidos

Otro de los clásicos de verano es el aumento del consumo de azúcares y cítricos. Sin embargo, este tipo de alimentos pueden erosionar el esmalte dental, incrementando considerablemente las posibilidades de desarrollar caries y otras afecciones. Por este motivo, es esencial moderar la ingesta de helados, zumos envasados, snacks, refrescos… Opta por alternativas más saludables siempre que sea posible y mantén a raya tu higiene bucal, cepillándote los dientes después de comer; sin excepciones. Si aún no lo tienes, hazte con kit de cepillado en versión mini que incluya también hilo dental para poder llevarte a todas partes.

3. Cloro de las piscinas

Como ya sabes, el cloro es un elemento químico utilizado para mantener limpias las piscinas. Aunque es una situación poco frecuente, hay que resaltar que esta sustancia puede llegar a ser perjudicial para nuestra salud bucal. Si exponemos nuestros dientes durante largos periodos de tiempo, podrían aparecer manchas dentales, así como disminuir el pH de la boca. Para prevenir estos efectos es recomendable no nadar con la boca abierta y enjuagarse la boca con agua después de darte ese chapuzón que tanto deseabas.

4. Mayor probabilidad de lesiones bucales por actividades al aire libre

Otro de los planes más comunes durante los meses más calurosos del año es practicar actividades al aire libre. Aunque este tipo de ejercicios siempre nos resultan muy divertidas, es verdad que aumentan la probabilidad de sufrir lesiones bucodentales, si no se toman las precauciones necesarias. Para evitar posibles accidentes que puedan causar pérdidas o fracturas dentales, una buena idea es hacerte con un protector bucal; sobre todo, si el deporte es de contacto o más extremo.

5. Efectos del sol en los labios

Por último, y no por ello menos importante, otro de los riesgos a los que nos exponemos en verano es a los efectos de los rayos del sol. Al igual que cuidamos minuciosamente la piel del rostro y del resto del cuerpo, es vital hacer lo mismo con los labios. Esta zona es muy sensible y delicada, por lo que, con mayor motivo, hay que protegerla con un bálsamo con protección solar. Recuerda reaplicarlo constantemente para evitar quemaduras e, incluso, arrugas prematuras.

En resumen, el verano es el momento perfecto para disfrutar, pero también debemos prestar atención y no descuidar nuestra salud oral. En Vega Ginory contamos con un equipo de odontólogos generales que te darán todos los consejos necesarios para que la época más calurosa del año no haga estragos en tu sonrisa.

Si estás buscando una clínica dental en Arrecife, puedes contactar con nosotros o venir a visitarnos cuando quieras: estaremos encantados de atenderte y cuidar de tu sonrisa.

¡Te estamos esperando!

Abrir chat
😊 ¿Listo para transformar tu sonrisa? Cuéntanos en qué podemos ayudarte. 🦷✨